BLOG Ediciones Catay

​佳台書店 BLOG

Hacia «El tao de la poesía»

Sobre la experiencia poética

 

«El tao de la poesía» se dirige a todo el mundo, a los locos de la poesía, a los aficionados a ella, a los interesados tanto en leerla como en estudiarla, especialmente a quienes la poesía intimida vaya uno a saber por qué.

 

Rachid Lamarti

Tamsui, 24 de febrero de 2022


.·. He escrito «El tao de la poesía» PARA


traer a colación y antologar poetas, poemas y versos que me han enseñado a ver el mundo (¿las cosas?) de cierto modo.

Para triangular poesía, taoísmo y ciencia, o resaltar (más bien)

sus nexos, puentes, sintonía. De ahí que adopte conceptos

comúnmente no vinculados a la poesía como tao, xuan,

fractal, punto de tangencia o singularidad.

Para subordinar misticismo, ciencia y artes a la poesía. Así, El Tao Te Ching, la música de John Coltrane, la pitagoría a2 + b2 = c2, el cine de Wong Kar Wai, la xilografía El sueño de la esposa del pescador, siendo expresiones de índole muy diversa, comparten un principio común: la poesía.

Para contribuir al empeño de no pocos poetas: disociar poesía de poema.

Para meditar sobre susodicha disociación.

Porque uno ve un perro cruzar la calle, ladrar, rascarse el hocico

y cree que no le incumbe. Pero lo hace, en la medida en que forma

parte de cuanto percibe y también de cuanto no percibe, es decir,

de todo lo que ocurre.

Porque el Tao Te Ching, la física cuántica y el verso «el tigre es un jardín que juega», a mitad del poema Los amantes, ponen de manifiesto que todo cuenta, aun cuando no siempre (apenas, casi nunca) resulte obvio.

Hay otras razones, probablemente de menor calado, que me salto,

o que no recuerdo con claridad, aunque saltándomelas quizá

queden subrayadas.